1897 - 2023

126º Aniversario - Trayectoria y excelencia al servicio de la profesión.

Aníbal Pordomingo, especialista del INTA, cuenta cuáles son las tecnologías que se están imponiendo para mejorar la eficiencia de la actividad.

 

En Expoagro se puede observar de forma muy clara algo que sucedió en los últimos años: la ganadería de precisión dejó de ser una curiosidad y se instaló como una herramienta para empresas que quieren más eficiencia en la producción de carne.

Dentro de ese paradigma la caravana electrónica que permite realizar el seguimiento individual del rodeo es la herramienta más difundida. “Los que usan genética son probablemente los más interesados en este seguimiento individual ya que les permite tomar decisiones con más cantidad de datos. A los botones del Senasa ahora incorporan el chip electrónico, y la información revela que todavía hay mucho por mejorar en la selección de animales a partir de la genética, por ejemplo cuando se realiza el seguimiento del peso del animal”, detalla en diálogo con Clarín Rural el especialista del INTA Anguil Aníbal Pordomingo, un referente a nivel nacional de la ganadería de precisión.

Luego agrega que existen otras aplicaciones de la tecnología como los comederos automáticos, que ya están siendo utilizados por todas las asociaciones de las razas para evaluar el consumo individual de los animales y para calcular el consumo residual -el RFI- que ya se ofrece como un diferencial y un indicador de eficiencia de conversión.

“Otra herramienta cuyo uso está creciendo mucho en la ganadería son los drones. Una de sus aplicaciones es la lectura de cantidad de animales en los feedlots. Cuando hay 5.000 cabezas o más y hay mucho movimiento diario entre corrales se puede dificultar el conteo, entonces hoy ya todos los establecimientos grandes están utilizando ese servicio que está disponible y resulta bastante revolucionario”, explica, y añade otras ventajas vinculadas con los drones, como la la posibilidad de hacer lectura de comederos y recorridas de aguadas y puntos críticos en grandes extensiones.

Pordomingo comenta que también se está instalando con éxito el uso de alarmas automáticas remotas para el control de bombas, bebederos y tanques. “Ya está muy extendido el uso, por ejemplo, de bombas solares que permiten independizarse de la energía eléctrica en campos muy alejados. También se va incorporando cada vez más las cámaras recorredoras instaladas en lugares remotos y los softwares de monitoreo en tiempo real de los procesos, no solo en los establecimientos de engorde sino también en los de cría o recría. Se instala el concepto de gemelo digital, es decir que cada animal en el lote cuenta con un archivo que hace el seguimiento de todos sus datos y toda su evolución”, afirma.

Entre las trabas que se encuentran para la adopción y evolución de estas herramientas, el técnico del INTA afirma que antes el gran problema era el costo pero que hoy lo importante es más la expectativa que genera el negocio a mediano plazo. “Los que incorporan herramientas de ganadería de precisión están siempre mirando el mediano y largo plazo. Otra limitante es la capacitación de personal y la comprensión por parte de los miembros de las empresas de para qué se hace esa innovación en los procesos y las tecnologías”, dice.

Otro de los temas que se imponen lentamente en la ganadería local es la necesidad de empezar a realizar mejores mediciones de impacto ambiental. En este sentido está surgiendo la vinculación de las tecnologías con la medición de balances de carbono, pero según Pordomingo la mayoría de los productores todavía no está pensando seriamente en eso.

“Los que sí piensan son los productores integrados, aquellos que tienen vínculo con la industria y con el mercado y que saben que se vienen nuevas exigencias para la comercialización de la carne. Los productores integrados piensan en la competitividad de su carne en ese escenario”, dice el técnico, y aclara: “Hay que tener claro que no cualquier campo ganadero, por más que sea de pastoreo, fija carbono. Hay mucha simplificación y desconocimiento al respecto. La gestión individual de los animales permite identificar los puntos de ineficiencia, sin datos no se puede gestionar nada. De esta manera las tecnologías que ya se están adoptando van a ayudar a mejorar la gestión, la eficiencia y la trazabilidad de la producción ganadera”.

Fuente: Lucas Villamil - Clarin.com

Cursos & Eventos

No event in the calendar
March 2024
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Curiosidades

Los 10 principales avances médicos de la Edad Media

Todavía la percepción que el ciudadano medio tiene sobre la Edad Media es la de que fueron tiempos oscuros, con multitud de calamidades, poblaciones analfabetas y un retroceso sustancial en cuanto a los avances médicos que la Antigüedad había aportado. Todo ello no son más que apriorismos que colocan en un puesto de inferioridad a los tiempos medievales respecto a otros momentos de la Historia. Sin embargo, un análisis detallado nos revela que en el Medievo surgieron muchos de los logros de la Medicina que todavía hoy están vigentes. Aquí están los 10 principales avances médicos de la Edad Media.

1. Hospitales
En el siglo IV de nuestra era el concepto de hospital, es decir, un lugar donde los pacientes podrían ser tratados por los médicos con equipamiento especializado, estaba en su embrión en algunos lugares del Imperio Romano.

Más tarde, en Occidente, los monasterios fueron los centros donde surgieron los primeros hospitales para dar servicio a los viajeros, transeúntes y pobres. Mientras, en Oriente, en el mundo árabe, los hospitales surgieron en el siglo VIII.

Leer más...

También le puede interesar...

La infección por COVID-19 en los animales

Editorial de la Asociación Argentina de Zoonosis (AAZ) – actualizado al 19 de mayo de 2020.

[ Click para ver PDF ]

SIN VETERINARIOS NO HAY UNA SALUD

Conferencia completa brindada por el M.V. Fidel Baschetto, Capítulo Fauna Silvestre SOMEVE, Profesor Adjunto de Fauna Silvestre UN Villa MaríaJefe de Departamento de la Universidad Libre del Ambiente (Municipalidad de Córdoba). Organizada por: Sociedad de Medicina Veterinaria