1897 - 2022

125º Aniversario - Trayectoria y excelencia al servicio de la profesión.

Interés general

Triquinosis: pautas para prevenir la enfermedad que afecta la salud de las personas

Buenos Aires - La triquinosis o trichinellosis es una enfermedad parasitaria endémica. Es causada por larvas de nematodes del género Trichinella, que afectan al ser humano, mamíferos domésticos, silvestres, aves y reptiles. Se trata de una zoonosis que se transmite a las personas de modo accidental, por la ingestión de carne o derivados cárnicos, crudos o mal cocidos, que contienen estas larvas en los músculos.

En Argentina, la principal fuente de infección para el ser humano es el cerdo doméstico, aunque también existen otras, como el jabalí, cerdos asilvestrados o el puma.

Con respecto a los cerdos domésticos, la parasitosis está estrictamente relacionada a las condiciones de su crianza, especialmente con la alimentación y presencia de animales sinantrópicos (por ejemplo, ratas) en el criadero o en basurales cercanos y hábitos canibalísticos del cerdo.

La trichinellosis es considerada una enfermedad de notificación obligatoria establecida por la normativa oficial. El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), a través de la Coordinación General de Epidemiología y el Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica de Enfermedades Animales, establece las maneras de atender las notificaciones de la enfermedad, el registro de sospechas, focos y brotes.

Ciclo de transmisión

Si bien el cerdo es quien se encuentra involucrado con mayor frecuencia en la ocurrencia de casos humanos, también se registran brotes originados por el consumo de carnes de animales silvestres –generalmente en forma de chacinados y embutidos sin control bromatológico o de carne fresca insuficientemente cocida–.

En nuestro país, los hábitos de crianza de cerdos en forma domiciliaria (traspatio) sin las condiciones adecuadas de higiene y alimentación propician la propagación y el mantenimiento de esta parasitosis. Esto se asocia, a su vez, con la faena domiciliaria o casera sin control sanitario, que trae como consecuencia la oferta de alimentos de riesgo para quienes los consumen (carne curada, ahumada, cruda o insuficientemente cocida).

Las personas se enferman al consumir carne cruda o insuficientemente cocida o productos elaborados con carne de cerdo o de animales silvestres, principalmente jabalíes y pumas, que contienen en sus músculos larvas de parásitos del género Trichinella. Por eso, es también considerada una enfermedad transmitida por alimentos (ETA).

Una vez que las personas ingieren productos parasitados, las larvas se liberan en el estómago, continúan su ciclo en el intestino y luego de reproducirse, migran por el torrente sanguíneo hacia los músculos, donde se alojan y pueden provocar fiebre, diarrea, hinchazón de párpados, vómitos, picazón en la piel, dolores y dificultades motrices.

Esta enfermedad tiene un fuerte impacto en la salud humana. El cuadro clínico es muy variable y puede ir desde una afección asintomática hasta cuadros más graves, dependiendo del número de larvas ingeridas y del estado inmunológico del huésped.

Prevención

- El consumo de alimentos

A la hora de consumir productos porcinos y derivados es preciso tener en cuenta una serie de precauciones para prevenir el contagio de la triquinosis. Los chacinados, embutidos y salazones se elaboran con carnes sin cocción, por eso, los productos resultantes pueden contener larvas de los parásitos que producen triquinosis.

Para evitar contraer la enfermedad es importante que las personas solo obtengan estos productos en establecimientos habilitados y no en lugares informales en los que no se puede demostrar la inocuidad y la trazabilidad del producto adquirido. Asimismo, se recomienda a las personas adquirir productos elaborados con carne de cerdo o de animales silvestres (principalmente de jabalíes y pumas) que posean una etiqueta o rótulo, ya que nos permite conocer su origen y dónde fueron elaborados.

De acuerdo a la normativa vigente, los establecimientos habilitados deben analizar la carne antes de utilizarla en la elaboración de productos, de manera de poder garantizar que son aptos para consumo humano. En este mismo sentido, es importante resaltar que la cocción de la carne de cerdo se debe realizar hasta que pierda el color rosado en su interior, ya que este punto nos indica que se alcanzó una temperatura que mata las larvas que transmiten la enfermedad (mayor a 70 grados Celcius).

Para mayor seguridad, se debe consumir carne de animales que hayan dado negativo a la prueba de digestión artificial.

La producción

-Técnica de digestión artificial

Las personas que elaboren chacinados (como chorizo seco, salame y longaniza), a partir de carne cruda de cerdos o de animales silvestres, deben verificar previamente que esta materia prima sea apta para consumo humano. Para ello, deben remitir una muestra de carne de cada animal (entraña) con el objetivo de que sea analizada en un laboratorio mediante la prueba de digestión artificial, que es la técnica aprobada para detectar larvas de Trichinella spp y poder liberar carnes al consumo.

En Argentina hay laboratorios ubicados en distintos puntos del del país a los cuales las personas pueden recurrir ya que están destinados a la atención de los requerimientos propios de cada región.

- La caza

En ciertas zonas de la Argentina se realizan actividades de caza, como en la Patagonia, las provincias de Buenos Aires, Córdoba y La Pampa, entre otras; en muchos de estos casos, los cazadores elaboran chacinados o salazones con carne de puma, jabalí u otros animales silvestres que pueden contener larvas y también suelen mezclar la carne con cortes de cerdos domésticos y de otros animales. Por tal motivo, quienes se dedican a esta actividad deben someter sus muestras, previamente, a la prueba de la digestión artificial; así como recordar que no deben abandonar las carcazas, ni utilizarlas como alimento para los cerdos domésticos.

Acciones del Senasa

- Inscripción de unidades de producción porcina y habilitación de laboratorios

La Resolución 423/2014 establece que la inscripción en el Registro Nacional Sanitario de Productores Agropecuarios (Renspa) es obligatoria y gratuita para quienes se dedican a la producción pecuaria en el país –con independencia de la cantidad de animales que posean, del título por el cual detentan la tierra en que desarrollan su actividad y cualquiera sea el sistema de producción utilizado–.

Por otro lado, el Senasa realiza la habilitación de laboratorios pertenecientes a la Red Nacional de su Dirección General de Laboratorios y Control Técnico. Muchos de estos efectúan la prueba de digestión artificial, técnica necesaria para detectar larvas de Trichinella spp. Ante cualquier duda por este tema, las personas interesadas pueden comunicarse al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Recepción y atención de notificaciones

El Senasa recibe comunicaciones de casos humanos y animales positivos a la digestión artificial por parte del Ministerio de Salud de la Nación, de los ministerios de Salud provinciales, de los ministerios del agro, laboratorios privados, municipales y/o provinciales, también de frigoríficos con y sin habilitación del Senasa. Por otra parte, cualquier persona responsable o interesada puede notificar la sospecha de una enfermedad detectada en animales, a través de los siguientes canales:

• En las oficinas del Senasa –comunicándose personalmente o por teléfono–.
• A través de la app “Notificaciones Senasa”, disponible en Play Store.
• Enviando un correo a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

La actuación inmediata permite minimizar las consecuencias, optimizar la intervención y controlar enfermedades antes de que se diseminen. Se recuerda que se puede solicitar información pública a través de nuestro portal web. Ante la notificación de una sospecha de triquinosis, el Senasa lleva a cabo las investigaciones epidemiológicas necesarias para determinar el origen del foco y realizar las acciones correspondientes que establece la normativa vigente.

Al cumplir con las pautas que brinda el Senasa para la crianza de cerdos y la elaboración de productos alimenticios, los productores porcinos y los cazadores colaboran con la prevención de la triquinosis, protegen su actividad productiva, evitan riesgos y producen alimentos seguros.

Para más información, las personas interesadas pueden comunicarse al correo electrónico Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fuente: Agrositio.com.ar

Semana de la Lucha contra la Triquinosis

Recientemente el Ministerio de Desarrollo Agrario de la provincia resolvió instituir la tercera semana de mayo de cada año como la “Semana de la Lucha contra la Triquinosis” con el objetivo de fortalecer y potenciar el conocimiento de la información referida a esta enfermedad, su control y prevención.

En este marco el CVPBA participará acompañando y desarrollando actividades de capacitación profesional, educación y vinculación con la comunidad como parte del rol de Agentes de Salud Pública que representan los profesionales veterinarios de toda la provincia.

Es importante recordar que en Argentina la triquinosis es una enfermedad endémica con focos distribuidos en varias jurisdicciones que coincide con la distribución de la producción porcina.

Los veterinarios como Agentes de Salud, deben contribuir a las buenas prácticas de producción porcina. El trabajo en conjunto con todos los actores involucrados en la cadena de notificaciones permite poder llegar al origen del foco animal y de esta manera poder evitar que se afecten más personas.

Actualmente la principal causa de contagio está relacionada a los cerdos alimentados en basurales, con desperdicios o restos de alimentos donde habitan roedores. Las personas la contraen cuando consumen carne de cerdo, chacinados o embutidos, en la mayoría de los casos de elaboración casera, sin haber realizado los controles sanitarios correspondientes.

Es por ello que es necesario que la población tome conciencia de que esta enfermedad puede prevenirse con medidas sencillas de fácil adopción que compartimos a continuación: 

Para el consumidor:

Comprar chacinados en establecimientos habilitados y no en lugares informales.
Verificar que tengan una etiqueta que certifique su origen.
Cocinar correctamente la carne.
La sal, el ahumado o la cocción de microondas no matan el parásito.
Ante presencia de síntomas de la enfermedad, luego de consumir productos de dudosa procedencia, dirigirse a un centro de salud.

Para los productores:

Mantener los establecimientos en buenas condiciones higiénicas.
Combatir los roedores
Eliminar la basura
Alimentar adecuadamente a los animales.
Analizar una muestra de carne de cada animal mediante la prueba de DIGESTIÓN ENZIMÁTICA

fuente: CVPBA.org

 

LA FEVA SE MUESTRA ACTIVA PARA CONTROLAR LA VENTA ILEGAL DE ZOOTERÁPICO

LA FEDERACIÓN VETERINARIA ARGENTINA REUNIÓ A FUNCIONARIOS DEL SENASA, LAS CÁMARAS DE LABORATORIOS Y DE DISTRIBUIDORES PARA AVANZAR EN ACCIONES QUE ORDENEN EL MERCADO.

La Federación Veterinaria Argentina se reunió con integrantes de las cámaras involucradas en la cadena de elaboración y comercialización de los zooterápicos y el Senasa para analizar la situación del mercado de productos veterinarios en Argentina y evaluar cómo abordar el problema de la venta de zooterápicos por fuera del canal profesional. 

El encuentro tuvo lugar el 6 de mayo en la sede de la Sociedad de Medicina Veterinaria y contó con la participación de Federico Berger, presidente de la FeVA; y Juan Carlos Aba, Jorge Casim y Alberto Paz Polito, presidentes de CAPROVE, CLAMEVET y CADISVET, respectivamente. 

Los acompañaron el Dr. Federico Luna, director de Productos Veterinarios del Senasa; Patricio Hayes (CAPROVE); José Chaul (CLAMEVET); Daniel Otamendi (CADISVET); Marcelo Pierini y Héctor Otermin (FeVA); y Leonardo Sepiurka (SOMEVE).

El objetivo en común es que todos los productos zooterápicos se expendan y apliquen bajo la supervisión de un director técnico veterinario, para contribuir así con el objetivo de Una Salud. 

EL ROL DEL SENASA

Durante la reunión se abordó la problemática de la venta ilegal de productos zooterápicos desde distintas ópticas, desde las cuales emergieron diversas dificultades, algunas ya enfrentadas por el Senasa, como las publicaciones de comercio digital.

En cuanto a las ventas por Internet, Federico Luna informó que ya se han bloqueado más de 140.000 publicaciones, de las cuales el 83% corresponde a productos veterinarios, y aclaró que la venta que se restringe es la que implica compra y expedición, pero que es legal publicitar productos con retiro en un local que cuente con un director técnico veterinario.

También dio cuenta de las recientes acciones de fiscalización realizadas en Chaco y Santiago del Estero por agentes de la Dirección Nacional de Sanidad Animal junto a los centros regionales, entidades colegiadas y fuerzas públicas nacionales y provinciales por medio de las cuales se confiscaron productos de uso veterinario no autorizados.

LA AGENDA

Entre los temas abordados durante el encuentro, se informó que en la web del Senasa están los productos aprobados y que próximamente se publicará el Vademécum oficial. En relación a este punto, los presentes solicitaron que el dato del establecimiento elaborador figure en el marbete.

También se trató la gran cantidad de productos equinos no autorizados que circulan en el ambiente hípico, lo que llevó a la FeVA a denunciar este hecho ante el Senasa, cuyo tratamiento se está llevando adelante.

Por último, se abordó el problema de la venta de productos de medicina humana en el canal veterinario cuando no están aprobadas para uso en animales.

PRIMERAS CONCLUSIONES

En esta primera reunión se concluyó que hay que ordenar el mercado con alguna herramienta que indique qué está pasando por fuera de las normas vigentes. Los presentes acordaron en la necesidad de realizar un diagnóstico de la situación armando un árbol de la cadena de comercialización desde la salida de producción para saber cuánto se distribuye por cada canal y finalmente cuánto llega directo al veterinario. Con esto se espera detectar dónde se encuentra la mayor problemática y por dónde se debe comenzar a ejecutar acciones en pos de ordenar el mercado.

Fuente: FederacionVeterinaria.com.ar

Cursos & Eventos

No event in the calendar
August 2021
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31

Curiosidades

Los 10 principales avances médicos de la Edad Media

Todavía la percepción que el ciudadano medio tiene sobre la Edad Media es la de que fueron tiempos oscuros, con multitud de calamidades, poblaciones analfabetas y un retroceso sustancial en cuanto a los avances médicos que la Antigüedad había aportado. Todo ello no son más que apriorismos que colocan en un puesto de inferioridad a los tiempos medievales respecto a otros momentos de la Historia. Sin embargo, un análisis detallado nos revela que en el Medievo surgieron muchos de los logros de la Medicina que todavía hoy están vigentes. Aquí están los 10 principales avances médicos de la Edad Media.

1. Hospitales
En el siglo IV de nuestra era el concepto de hospital, es decir, un lugar donde los pacientes podrían ser tratados por los médicos con equipamiento especializado, estaba en su embrión en algunos lugares del Imperio Romano.

Más tarde, en Occidente, los monasterios fueron los centros donde surgieron los primeros hospitales para dar servicio a los viajeros, transeúntes y pobres. Mientras, en Oriente, en el mundo árabe, los hospitales surgieron en el siglo VIII.

Leer más...

También le puede interesar...

La infección por COVID-19 en los animales

Editorial de la Asociación Argentina de Zoonosis (AAZ) – actualizado al 19 de mayo de 2020.

[ Click para ver PDF ]

SIN VETERINARIOS NO HAY UNA SALUD

Conferencia completa brindada por el M.V. Fidel Baschetto, Capítulo Fauna Silvestre SOMEVE, Profesor Adjunto de Fauna Silvestre UN Villa MaríaJefe de Departamento de la Universidad Libre del Ambiente (Municipalidad de Córdoba). Organizada por: Sociedad de Medicina Veterinaria